[ recepción]                                                                                                                            

¿PERO   QUE  ES   EL BÉARN?

Presentación del Bearn  

 PERO ENTONCES, ¿ QUÉ ES EL BEARN ?

 

Lou nousté Béarn (mapa), pequeña tierra de Jauja, de 4.750 km2 de superficie, acurrucado al pie de los Pirineos, ocupa las 3/5 partes del departamento de los Pirineos Atlánticos (64) que comparte con el País Vasco.

La tierra del Bearn está sumergida bajo el verde de toda la extensión de su paleta, a tal punto que se podría decir: ”Mi país, no es un país, es el Verde” – Es un país con un relieve general pronunciado que suavizan las terrazas aluviales de los torrentes (gaves), llamadas “ribères”, que hacen las veces de llanura.

Las pequeñas colinas del norte se acentúan hacia el sur, anunciando la cadena de los Pirineos que se eleva súbitamente en varios hectómetros. Cuatro magníficos valles abrieron paso a un camino en esta barrera, con el recurso de los glaciares a los que sucedieron los torrentes (gaves):   el valle de Ossauel valle de Aspe , el valle del Barétous  y el valle del Ouzoum (que desemboca en la Bigorre por el paso del Soulor). Gracias a esta brusca elevación, nuestras bellas montañas son visibles desde cualquier parte del Bearn, lo que hace uno de sus más bellos encantos. El majestuoso pico del sur de Ossau , vestigio de un antiguo volcán que es también el más representativo: está en el eje de la ruta del sur, cuando salimos de Pau, la capital del Bearn, y nos dirigimos hacia Oloron Sainte-Marie, antigua capital del pequeño y efímero Condado de Oloron. Más al oeste, flirteando con España, el macizo de Anie ofrece una variedad de picos sorprendente.

              La zona norte de nuestras montañas está incluida en el Parque Nacional de los Pirineos. Gracias a su protección, la flora y la fauna de nuestras montañas (aparte del oso) pudieron ser protegidas. Encontramos allí numerosas flores en estado más o menos endémico y una fauna variada con grandes manadas de gamuzas a lo largo de numerosos “bancos” de marmotas. Asimismo, las aves desdeñan los esclavos de las fuerzas gravitacionales. Los buitres son sus representantes más imponentes, a quienes se les llama buitres salvajes, percnoptères (abantos o buitres) de Egipto o “gypaète barbu” (gigantesco ave rapaz). Los bearneses tuvieron una enorme pena en el otoño maldito de 2004, cuando a la última osa bearnesa de cepa la mató un cazador del alto valle de Aspe. En su nombre Cannelle sonaban palabras como amor, armonía, naturaleza, inteligencia, paciencia… Durante siglos la montaña fue el reino de los osos, pero los progresos de la tecnología y la intolerancia de los hombres “que ayudan”, hicieron que desaparecieran en algunas decenas de años. Es cierto que las tomas irregulares de ganado hacen que el verano sea un enemigo para los pastores. A éstos los ayudaban en sus tareas un único perro muy valiente: el gordo perro de los Pirineos llamado Pastou o Patou , no confundir con el pequeño “labrit”, nervioso y de un carácter particular. Estos perros estaban especializados en guardar y proteger el ganado: ovejas y vacas . El Bearn no cuenta con más de una decena de rebaños de vacas puramente bearnesas, las que son su emblema desde siempre. Sin embargo los bearneses se mantienen visceralmente ligados a su vocación agro-pastoral y aunque con pérdida de rapidez, el trabajo de la tierra es aún floreciente con el cultivo del maíz que encontró en el Bearn, su tierra predilecta y el cultivo de la viña que produce vinos variados y de calidad (Jurançon blanco, Madiran tinto, Rosado del Bearn…).La próspera ganadería provee en consecuencia excelentes quesos (de vaca, de oveja pura o mixta) conocidos en toda Francia.

              Este arraigo rural no impidió al Bearn que se inclinara pronto a la industrialización. (tratamiento de minerales, industrias textiles, marmolerías, curtiembres, papelerías,…) mucho antes del descubrimiento del yacimiento de gas de Lacq (1951) y la fábricas aeronáuticas (Messier en Bidos y Arudy, Turboméca en Bordes, etc…)

              El Bearn tiene más de mil años de existencia; es una formación feudal. Se originó en el reino de Gascoña . Sus primeros vizcondes se llamaron Centulle antes de que surgiera la armada de los Gaston. Uno de los primeros: Gaston IV el Cruzado tuvo un papel primordial para la soberanía del Bearn, participando en las cruzadas a Oriente y ayudando a los aragoneses a echar a los árabes. Contribuyó a crear la red de  los caminos de Compostela  que atraviesan el Bearn, jalonados de “espitaüs” y de construcciones religiosas. El más conocido de estos Gastones es, por supuesto, Gastone de Foix-Béarn, dicho Fébus ; estratega sin igual. Después de numerosas tergiversaciones acompañadas de tutelas, los de Albret tomaron el poder en Béarn y (asociado a los Borbones) llevó a uno de ellos a la corona de Francia; Henri III de Navarra, es decir Henri IV .

              Hasta la Revolución, el Bearn conservó una gran autonomía, haciendo valer sus presanciones de soberanía en la viejas cartas llamadas Fueros redactadas en el siglo XI en bearnés, que era el idioma oficial. El bearnés sigue siendo una lengua maravillosa, muy apropiada para suscitar vocaciones poéticas y después de un período de depresión, es cada vez más practicada.

              La organización político-administrativa era muy estructurada y codificada, con diferentes Cortes que se encontraban para tomar decisiones importantes durante los Estados del Bearn .Aunque haya tenido la apariencia de una monarquía ilustrada, excepto para sus valles semi-independientes, el Bearn presentó las características clásicas del antiguo régimen con sus señores, sus nobles, sus burgueses, sus campesinos sometidos, sus siervos (llamados questaüs en bearnés). Otras categorías específicamente bearneseas vinieron a inmiscuirse en esta panoplia; los domengers, los abades laicos que dirigían las paradojales abadías laicas y en oposición a estas categorías privilegiadas encontrábamos los pobres cagots ; últimos de los últimos, pueblo rechazado de origen desconocido, asimilables a los intocables de la India.

              Para aspirar a la soberanía y mantener de esa manera su autonomía, el Bearn debió militarizarse y reforzar sus fronteras creando “ castelnaux” y luego “bastides” (ciudades fortificadas). Los bearneses se mostraron audaces e intrépidos en el pasado, como los tres mosqueteros, realmente bearneses: Athos, Porthos y Aramis. Por otra parte la cantidad de aventureros, de personalidades de todo tipo y de deportistas bearneses de alto nivel lo demuestran.

              Pero el episodio más sangriento del Bearn tuvo su origen en las guerras de religión cuyo punto álgido fue el año 1569 en un enredo inextricable en el que el problema de la independencia del Bearn se encontró muy estrechamente comprometido. El enfrentamiento de los católicos y de los protestantes acabó con casi la totalidad del patrimonio inmobiliario. A pesar de la pretensión de la Corona de Francia de integrar el Bearn y la presencia de Intendentes, el Bearn quedó en un estado de casi independencia hasta la Revolución que lo borró de las cartas administrativas fundando los bajos Pirineos (transformados en los Pirineos Atlánticos, el 16 de octubre de 1969), departamento que el Bearn comparte con el País Vasco.

              A lo largo de la historia del Bearn y muy marcada, la célula de base de la sociedad bearnesa ha sido l’ostaü (casa en los valles), unidad indefectible para la salvaguarda de la cual cada miembro de la familia consagraba su vida.

            

 

REFLEXIONES consecutivamente al trabajo de investigación

 

                 Lo que yo llamo trabajo, de hecho no lo ha sido, por el real placer que yo tuve al efectuarlo. A pesar del hecho de haber vivido prácticamente siempre en el país, hice una cantidad enorme de descubrimientos que me incitaron más a continuar mis investigaciones. En primer lugar, me sorprendió aprender que este país del Bearn había tenido una tan larga historia; me sorprendió que hubiera estado ocupado desde hace tanto tiempo y sobre una gran parte de su territorio, como lo prueba una impresionante cantidad de vestigios prehistóricos a los que sucedieron en la época protohistórica, cantidad de túmulos, dolmenes, crómlechs, grutas sepulcrales, oppidums…actualizados un poco por todas partes en el bearn.

 Tuve una gran impresión al saber que también nuestras montañas habían estado frecuentadas desde tiempos inmemoriales. De ello dan fe una cantidad muy importante de túmulos y crómlechs actualmente en la alta montaña bearnesa : por ejemplo, sólo en la comuna de Borce contamos 11 crómlechs y 19 túmulos , más o menos evidentes, en un estado más o menos bien conservado. Algo parecido ocurre en cada comuna de los valles. Fuera de la zona montañosa y de los pasajes fronterizos, los descubrimientos se hicieron a menudo en gran parte sobre sus viejos y antiguos caminos que servían a la trashumancia y a los intercambios comerciales (cami salié, camino Henri IV, camino de los Poudges...y otros...); lo que permite a los historiadores despejar mejor el trazado. Le sucedieron los oppidums vías romanas.

           Visto la cantidad impresionante de montículos, turons y todos los testimonios de instalaciones de tipo defensivo sobre las cumbres de las colinas, se percibe el sentimiento de una vida muy dura, en la cual cada uno debía pensar antes que nada en su supervivencia. Imaginamos tipos de "no-man's-lands" en los bajos fondos, ocupados a menudo ciertamente por pantanos (considerando la cantidad impresionante de nombres de lugares que hacen referencia a terrenos barrosos, pantanosos...), bosques tupidos...y al contrario, oasis de paz relativa en la cima y/o en los flancos de las colinas. La cantidad considerable de montículos, castéras, turons, « camps de César » (los mal llamados) es -lo repito- revelador aunque uno tenga la impresión de que en algunos sectores, cada colina fue fortificada en un momento u otro de la historia de nuestro país. Una gran cantidad de estos campos suprimidos, dejan aún huellas netamente visibles sobre el suelo y en la toponimia. Así es como encontramos « barrios de Turon », calles « Mouta », etc…Estas elevaciones están en el origen de la historia de su pueblo pues sirvieron para edificar primero campos protegidos por murallas de madera, luego por castillos feudales y/o iglesias. Es de notar que varias iglesias fueron edificadas sobre el emplazamiento de antiguos castillos fuertes.

 Lo constatado más arriba concierne los 2/3 superiores del Bearn, pues fue completamente diferente lo concerniente a los valles, en el sur. Allí gozaban de un régimen semi-independiente procurado principalmente por los privilegios que otorgaban los FUEROS promulgados desde el siglo XI, los que sólo confirmaban la realidad de los hechos. En estos valles, las relaciones entre los individuos no tenían un carácter feudal, sino claramente comunitario, con la aplicación de ciertos valores como la solidaridad, la ayuda mutua, la igualdad sexual, la justicia real…¡sí!

                    Volvamos a nuestros corderos : No olvidemos que ciertos castillos e iglesias han sido edificadas igualmente sobre vestigios de ciudades galo-romanas que no eran raras en el Bearn, algunas muy extendidas (Lonquette, Garlède…). Los nombres de los lugares a los que se hace referencia son a menudo llamados glisias, lo que puede llevar a cierta confusión. Esas “villas” galo-romanas que algunas eran muy desarrolladas, fueron a menudo el origen de los nombres de los pueblos (nombres que terminan en el sufijo …acq que quiere decir “que pertenece a”). Los nombres que terminan en el sufijo …os indican un origen mucho más antiguo.
                    Otra de mis múltiples sorpresas fue descubrir la cantidad pletórica de “castillos” salpicando lo noste Béarn. Esto se explica sobre todo por el tipo particular de los títulos nobiliarios en Bearn.

En el Béarn la nobleza no era hereditaria sino real, es decir vinculada a la posesión de una tierra declarada noble. Para pertenecer a la nobleza, era suficiente entonces ser el poseedor de cualquier trozo de tierra llamada noble – dotada de un estatuto particular. Por esto, campesinos enriquecidos, comerciantes acomodados, magistrados, grandes funcionarios, soldados eméritos, etc... encontraban por esta vía el medio de entrar en el cuerpo de la nobleza. Además, el vizconde tenía el derecho de ennoblecer cualquier casa, cualquier tierra que él deseara, en calidad de recompensa por un servicio rendido o por anticipación. Todo esto explica la multiplicación de casas nobles.

Pero en general y en consecuencia, cada feudo estaba poco extendido y los derechos feudales percibidos eran escasos, de allí la modestia de la mayoría de nuestros “castillos”.  Castillo se puso entre comillas pues de hecho, se trata en general , más de casas de campo, casas solariegas o casas fuertes. Es de notar que una cantidad de castillos mencionados en escritos antiguos, no existen más: muy a menudo destruidos, a veces abandonados, víctimas de cobro de cuentas la mayoría de las veces. Algunos fueron reconstruidos más tarde sobre antiguos cimientos y remodificados o erigidos más lejos ; otros sirvieron de base para la construcción de iglesias (transformadas en fortalezas) y encontramos así varias torres-campanarios.

La cantidad de “nobles” era elevada en Bearn, pero su dominio y su tren de vida era restringido esto explica la modestia de su morada. Muchas de estas “construcciones” tienen como origen “abadías laicas », ya sean los castillos, las iglesias o bien a menudo los dos unidos; como fue su vocación primera. Estas famosas abadías laicas (bello oximymoron) representaban un modo de incorporación posible (y un poco encubierto) a la nobleza, y la función y el marco en los que se ejercía se confundían. El cúmulo no estaba prohibido y a veces también cobraban a los señores.

             Otro descubrimiento fue constatar hasta qué punto habían sido rudos los combates en el momento de las guerras de religión,  (en el año 1569 especialmente). Católicos y protestantes se enfrentaron sin piedad, muy a menudo por un pueblo intermediario.  Después de la lectura de estos hechos, se tiene la impresión de ver un pueblo sometido (no teniendo nada que decir) soportando las obligaciones y las órdenes impuestas a veces por un bando y otras veces por el otro: la religión sirvió en este caso para diferentes propósitos personales y políticos. En el plano material la cantidad de construcciones destruidas, incendiadas, parecía fenomenal (iglesias romanas, templos, castillos, “bastides”, tumbas profanadas…) Ese año 1569, verdadero “agnus horribilis” fue el año (especialmente el verano de 1569) más negro de su historia para el Bearn. Nuesto “païs” perdió al menos la mitad de su patrimonio arquitectónico.

              Se destaca de todo esto que muchos castillos e iglesias parecen un “patch-work”, pues se reconstruyeron, se agrandaron(o se redujeron) muy modificados al cabo de los siglos, y es difícil aprehender y a veces ni siquiera concebir la construcción original . Es así que castillos e iglesias conservan sólo ciertas partes u objetos, clasificados en el inventario general del Ministerio de Cultura, y no la totalidad…

El  peregrinaje de Compostela estimulado por el Vizconde Gaston IV el Cruzado, fue un fuerte impacto en la hitoria del Bearn. Fue como corolario de esta voluntad de facilitar a los peregrinos el paso de los Pirineos, la construcción de muchos edificios religiosos. Encontramos así cantidad de « hospicios-espitaüs », abadías, monasterios y otras comandancias erigidas a lo largo de sus caminos trazados según las circunstancias. La mayoría de las construcciones no existen más sólo quedó el nombre del lugar (ejemplo el barrio Lespiau en Bougarber…)

              Estos caminos eran – y siguen siendo – más numerosos de lo que yo creía, con muchas sendas secundarias, variantes, atajos. Muchos de los pueblos fueron creados en esa ocasión como Lacommande, Mifaget, Gabas…Un hospicio tan importante como el de Sainte-Christine-du-Somport, situado más allá de la frontera española, sobre Candanchu, poseía inmensos dominios en el Bearn, a la manera de los señores. Era uno de los tres principales hospitales de la cristiandad. Estos “lugares santos » abrieron brechas, paralelamente a la creación de senderos abiertos en el medio de inmensos bosques impenetrables. Estos desmontes permitieron hacer nuevos centros habitacionales, nuevos caminos…en comarcas muy salvajes.

              Algunos personajes se repiten a menudo en la historia del Bearn : como Gaston IV llamado el Cruzado quien participó en las cruzadas a Palestina, luego peleó en España junto al rey de Aragón, para echar a los moros. Mostrándose así en su mejor aspecto, servidor de su gran vecino el rey de Aragón, ganando la independencia (tácita) del BearnGaston VII de Moncade instaló la mayoría de las instituciones y una forma de gobierno relativamente democrática. Fundó también las primeras “bastides ». Su hija, Marguerite de Béarn  continuó su obra, como también lo hizo Gaston II, conde de Foix.

                Su nieto Gaston Fébus , fue el vizconde más carismático del Bearn, por su cultura, su inteligencia, sus talentos artísticos ciertos, pero siempre pensó sobre todo ejercer el poder completamente solo (autocracia) y agrandar su territorio. Estuvo a punto de realizar la creación del reino pirenaico, desde el condado de Foix hasta la Soule, que hubiera podido hacer frente a los reinos de Navarra, de Aragon y de Francia.

En cuanto a “noste Henric » Henri IV, no emprendió casi ninguna acción de importancia concerniente al Bearn en cualquier aspecto que fuera pues tenía como objeto propósitos más grandiosos que ocuparse de mejorar las condiciones de vida de sus fieles. Sin embargo, durante su reino conservó la autonomía del Bearn, voluntad que no mantuvo su hijo traidor:  Louis XIII.

Después de digerir y olvidar las guerras de religión, el Bearn conoció un período de desarrollo creciente : se incrementó la agricultura, se estableció el comercio, aparecieron las artesanías y luego las industrias, especialmente en algunas ciudades al pie de los Pirineos: sobre todo Arudy (curtiembres, mármol...), Nay y Oloron (tejidos, boinas, telas bearnesas, pequeñas industrias…)
             El siglo XIX fue el apogeo de este período y cantidad de comunas alcanzaron el máximo en cantidad de habitantes: el
valle d'Aspe es un buen ejemplo de ello especialmente con Lescun que pasó los 1.500 habitantes contra los 200 que tiene hoy.
 

CONCLUSIONES :
          En principio en el plano demográfico, constatamos actualmente en Bearn dos tendencias opuestas frente al contexto general actual:

1°) un crecimiento con relación a  las ciudades y su periferia (sobre todo en las afueras de Pau). Lo mismo sucede a otro nivel con relación a las Capitales de Cantón. Los habitantes de Pau no dudan en ir a vivir cada vez más lejos de Pau, preferentemente hacia el norte, luego hacia el este y el oeste (¿problema del precio de los terrenos?).

 2°) Por otra parte, la campiña bearnesa no resiste la erosión demográfica, que sólo hace disminuir el turismo y el oro blanco, en el mejor de los casos

                El despoblamiento se nota más sensible en el Vic-Bilh donde crece yendo hacia el este y  el Bigorre. Un sector particular corresponde a la región de Lacq donde se constata el primer vestigio de una regresión, por otra parte ya notoria en Mourenx. La emigración fue espectacular en los valles, sobre todo a fines del siglo XIX: la población se había dividido en 2 ó 3 e incluso más; ciertos pueblos también vieron su población dividida en 10 en un siglo.

¿Cómo pudo ser posible eso? El derecho al mayorazgo aplicado con todo su rigor, junto a la disminución de las tierras disponibles (sobre todo en nuestros valles) deben tener un papel importante, como también la industrialización y los imperativos –corolarios – de productos cada vez más elevados.

Esta situación causó una fuerte emigración, con destino a América principalmente, cruzando regularmente de fines del siglo XVIII hasta fines del siglo XIX (después de haberla tenido del siglo XV al siglo XVII en dirección  a España : Aragon, Navarra y, más curiosamente, hacia Andalucía y la región de Valencia ). Hay que agregar la ola migratoria de los protestantes  del siglo XII, hacia el norte de Europa y América .

 Así es que una gran cantidad de personas y de personalidades de ultramar tienen raíces bearnesas. Por ejemplo, en la Argentina, el primer Presidente (Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata) Juan Martin Pueyrredon era originario de Issor en Barétous, etc…etc…etc…¡y muchos otros! ( Lo Noste Béarn ha censado todos los emigrantes bearneses que adquirieron celebridad lejos de su tierra natal)
               En resumidas cuentas,la población crece en el conjunto del Bearn, pero es urgente reequilibrar para re-dinamizar, revalorizar  ciertos centros “históricos” como Rotes, Oloron y Nay. Sería importante, entre otras cosas e inclusive indispensable no olvidar todo el Vic-Bilh/Montanérès y revitalizar también ese sector que presenta muchos atractivos con su geografía particular hecha de una sucesión de largas líneas de crestas entrecortadas de importantes vallecitos que a veces drenan lindísimos lagos de colinas
.

¿Qué futuro? La prioridad principal es mantener a los bearneses en su región  tanto como se pueda.. bibé aü païs (vivir al país)  .. decimos desde hace tiempo (Es necesario que nuestros jóvenes puedan vivir en el país). Lejos de su región, el bearnés está perdido sin la referencia permanentemente de sus montañas. Para alcanzar este objetivo es por supuesto necesario conservar las empresas existentes, pero hay que tener en cuenta que el trabajo en empresa (fuera de grandes cajas) conoce, por múltiples razones, cierta fluctuación . También hay que procurar que nuestros agricultores continúen siendo los jardineros de nuestros paisajes y alentarlos a conservar las razas bearnesas en vías de desaparición (vacas, ovejas, asnos,...).  
                 
¡Por último! ¡Por último? Es tiempo de inclinarse verdaderamente y de manera metódica, inclusive exhaustiva, sobre nuestro incomparable patrimonio y explotarlo (inteligentemente) pues...No se puede y no se podrá jamás deslocalizar el Béarn.
Para hacer esto, es necesario , evidentemente, reforzar el turismo : turismo blanco, turismo verde (forma suave, respetuosa del entorno) y el futuro ....: el turismo cultural y/o ludo-cultural (aprender distrayéndose). Estos tres aspectos pueden además concebirse reunidos, llegado el caso.  Cada vez más, la gente no se contenta con sólo tomar sol sin hacer nada, después quieren moverse, hacer funcionar sus neuronas, descubrir, aprender, penetrar, enriquecerse del otro y de su entorno ...El turismo cultural tiene un potencial enorme, se puede comenzar ya convenciendo a nuestros propios conciudadanos de la inmensa riqueza de su patrimonio (en todos los sentidos del término) .  Vamos a hacer trekking a Népal antes de dar la vuelta al
pic du midi d'Ossau, por ejemplo. Tenemos la materia prima: entonces, a partir de este maná, innovar, proponer, inventar, ir para adelante... "la mejor manera de predecir el futuro, de inventarlo ".
Podemos orientarnos hacia propuestas multiformes, asociando cultura, pedagogía y distracciones lúdicas.

Es evidente para muchos que lo que se consideraría como folklórico debe transformarse en un triunfo económico.

Nos hace falta (entre otras cosas) sacar de la mazmorra nuestro bello idioma milenario : el bearnés, y hacer de él un abanderado...(nuestros vecinos vascos nos muestran en ese orden los pasos a seguir) . Nuestros elegidos deben compenetrarse de esta riqueza que tenemos en barbecho...Hay que decir que el Bearn parece vivir una especie de complejo de inferioridad con respecto a sus vecinos vascos. También nosotros tenemos una lengua que nos es propia, mucho menos antigua que la vasca pero tan rica y bella como ella..también tenemos nuestros colores, nuestra bandera, nuestros cantos, nuestro grito de llamada, nuestras danzas, nuestro folklore, nuestras leyendas, etc…
Además, en una búsqueda coherente, rápidamente hay que hacer volver a nuestro compañero de siempre, el oso de nuestras montañas; no sólo por un motivo afectivo o idealista, sino también más material, como fuerza de llamado extraordinario. No hablamos tampoco de deber moral, pero quedando sólo sobre el plano prosaico (que es el que parece que anda mejor…), el oso es un triunfo incomparable.
La imagen del oso es de una fuerza simbólica colosal… e influye en una gran cantidad de dominios...Es una fuerza de llamado. Por algo es que la estación de ski de La Pierre Saint-Martin ha hecho su logo con él. Se dijo que “la mujer es el futuro del hombre ", nosotros decimos plagiando: 
                                                          "el oso es el futuro del bearnés "    
                     
          Falta dinero, se escucha....Por una parte, hay, por otra parte se trata más de un problema de actitud, de voluntad, de toma de conciencia. Por ejemplo, una intervención de las más inteligentes y de las menos costosas de estos últimos años fue simplemente arreglar los caminos peatonales un poco por todas partes en el Bearn....hay que continuar despejándolos, sin olvidarse de garantizar un mantenimiento regular (Ahí hay empleos a granel...) etc...arboretums... Más caro, pero inteligente sería asfaltar lo mejor posible todas nuestras rutas, pues los ciclistas pueden también representar un maná y el Bearn espera la paleta de sus propuestas en materia de paseos. Es verdad que el relieve de nuestro país se presta admirablemente a todo lo que es paseo . La altura del Bearn se distribuye entre una veintena de metros al noroeste y cerca de 3000m al sudeste, lo que implica la gama de variedades de relieve que se puede encontrar…

Es nuestra naturaleza, nuestro territorio que se modela, que nos da placer embellecer, presentar y compartir

           Podemos muy bien concebir ubicar al borde de esos caminos  carteles explicativos (que se refieran al entorno inmediato, más lejano, la historia, etc…todo eso con una traducción en bearnés...) , con la imagen de pequeñas placas hechas por el consejo general. Hay por ejemplo en Estialescq, cerca de Oloron,  un camino de los Marlères. Los carteles explican cómo, dónde y por qué se utilizaban antaño canteras de marga (margales).

         Tema innovación, se puede muy bien exponer obras de arte en plena naturaleza...(vayan a ver el lecho del parque Pommé en Oloron, que simboliza el reposo del peregrino ) ...Cumulons
              NATURALEZA  -  PLACER  -  DESCUBRIMIENTO  -  ARTE -  PATRIMONIO  

            Finalmente no olvidemos que el lado humano puede ser  ampliamente un factor multiplicador de todo lo que puede proponerse:  Para la recepción: sonrisa, gentileza, generosidad, disponibilidad, repercusión, profesionalismo, humor, alegría, siempre son valores seguros. Y ¿¿¿si el Bearn atrajera en primer lugar por el calor de la recepción ??? ---SOÑEMOS---SOÑEMOS---

        

RECURSOS :

                         A nivel de las infraestructuras de recepciónl , que se trate de recibir  turistas, congresistas, peregrinos…, las propuestas son excelentes cuantitativamente y cualitativamente. La cantidad impresionante de albergues es, al respecto, evocador, no obstante con un débil desequilibrio entre el sector montañoso y otros avec toutefois un léger déséquilibre entre secteur montagneux et autres.
                         En el terreno del tiempo libre, se realizaron  grandes progresos estos últimos años con nuevos museos, nuevas atracciones-animaciones (Parques acuáticos,
  Estialescq (hacia Oloron) , Baudreix , (hacia Nay),  Orthez ; Actividades Accrobranches en Aramitz, Bordères, Eaux-Bonnes) Muy recientemente se abrieron : Parc animalier de Borce (Parque de animales en Borce), la Maison du cheval (la Casa del caballo) en los haras nacionales de Gelos...) y están listos para inaugurar proyectos importantes :  Parc nautique gigantesque(Parque náutico gigantesco) en el torrente de Pau entre Mazères y Pau; Arreglo del Fort du Portalet en el valle d'Aspe; Musée archéologique du Vic-Bilh à Claracq (Museo arqueológico del Vic-Bilh en Claracq;  Maison des Pyrénées dans le château Franqueville de Bizanos (Casa de los Pirineos en el castillo Franqueville de Bizanos); Musées  de l'émigration à Oloron et/ou Pau(Museo de la emigración en Oloron y/o Pau); Musées du saumon, du chocolat (Museo del salmón, del chocolate) en Oloron;  Espace du Souvenir(Espacio del souvenir) en Gurs; Musée de l'aviation intercommunal (Museo de la aviación intercomunal) sobre la planicie del Pont-Long etc.. 
                       Una cantidad de asociaciones se crearon para explotar las posibilidades deportivas  que derivan de las particularidades del relieve bearnés : escalada, “exploración de cuevas”,” canyoning”,” rafting”, kayak, parapente, globos aerostáticos, deportes ecuestres, deportes mecánicos, etc...Muchas comunas tienen varias asociaciones. Es difícil hacer mejor las cosas en términos de deportes de tiempo libre  (ver la página
tiempo libre)
......¡marcha, marcha!

.. . Sin ningún esfuerzo se consigue todo, pero también es interesante ir descubriendo « terrenos » poco conocidos, inclusive inexplorados.

                 Falta sin embargo en alguna parte un gran museo bearnés, parecido al museo vasco de Bayonne(..la gascoña, se dice al pasar) . Nuestros vecinos de Landes pudieron recrear en Marquèze , una ciudad landesa del siglo XIX...¿por qué no hacer lo mismo en algún lado? [El Vic-Bilh (abandonado) no sería una contra por cierto].
Constatamos también que algunas personalidades históricas desaparecidas se han olvidado completamente…allí hay por lo menos unas treinta Casas del recuerdo  para realizar....

                 Por ejemplo : Cuando pensamos que no hay nada hecho con respecto a nuestros
mosqueteros (que eran bien bearneses)...,..con respecto a la planicie del Pont-Long, (cuna de la aviación francesa) ¡¡¡nada más que eso !!!
Con respecto a personalidades como Pierre Bourdieu (el más grande sociólogo del mundo antes de su desaparición en 2002, y último de los grandes intelectuales franceses) .......¡¡ aberrante !!.
...Al menos habría que colocar placas recordatorias sobre los lugares donde vivieron nuestros « grandes hombres », un cartel explicativo no cuesta una fortuna....antes de hablar de una estatua o monumento conmemorativo                      
                    A través de todo esto, hay seguramente un criadero de empleos en potencia y el bearnés no perdería su alma,, lejos de eso.....tal vez ganaría más estima… y  además, ¿ no se tiene en alguna parte un deber a la memoria?

-Hubert Dutech-

-Pagina traducida por Graciana Erriest-

 

 

  ©